[bsf-info-box icon=»icomoon-brankic-32×32-calendar2″ icon_size=»32″ title=»Actualizado» pos=»square_box» box_min_height=»50″ box_border_style=»dashed» box_border_color=»#d6d6d6″ desc_font=»font_family:|font_call:» title_font_size=»desktop:10px;» title_font_line_height=»desktop:10px;»]Actualizado en 2018. Origen de la publicación: 16 de enero de 2014.[/bsf-info-box]

Si acabas de montar tu ecommerce, y te crees que vender por Internet equivale a la venta al público a seis mil millones de personas sólo por tener una tienda online, mejor párate y replantéate la estrategia de lanzamiento de tu tienda.
Y lo digo por experiencia. Voy a poner la tilde en determinados hechos que paso a enumerar y que considero errores lo suficientemente graves como para que te replantees tu estrategia:

[dt_vc_list]

  • Uno.– Muchas tiendas pretenden que su versión online sea ahora la gallina de los huevos de oro por tener una tienda física, y dirigen sus campañas online al mundo offline. Por ejemplo, soy de Cuenca y veo un producto en una tienda online que ofrece un descuento del 20% a ese producto ¡si apareces por la tienda!, pero en el online no, y la tienda resulta que está en Sevilla. Ocasión de venta perdida, no pretendas que vuelva a tu tienda.
  • Error número dos.-  Creerse que la evolución de las compras online van de la mano del offline. Queramos o no, muchos productos dependen de nuestra pequeña ojeada visual o de contacto como apoyo a la decisión de compra final. Si no lo veo/toco, no lo creo, has de ofrecer más y facilitar.
  • Error número tres-  No querer encargarse de la dinamización de la tienda online. «Sí, yo te la encargo pero tú me la gestionas, que yo no quiero saber nada de ordenadores».  Hay que ser parte activa de tu negocio, no sólo preocuparse del ROI a final de mes.
  • Error número cuatro.-«No quiero Paypal o métodos de pago online si no son mi banco». Perfecto, totalmente respetable. Pero cerrarse en banda a nuevos sistemas de pago también puede ser perjudicial, mientras más facilidades de pago des al cliente, mejor.
  • Error número cinco.– Querer parecerte a la competencia y no dejar que el diseñador haga su trabajo. El diseñador nunca se meterá en cómo vendes, pero déjale trabajar, es un experto en su materia. Un diseño anticuado y para nada responsive te harán perder clientes si no tienes una versión móvil sencilla e intuitiva.

[/dt_vc_list]

No hay nada peor para comenzar la aventura online que no haberse desprendido previamente de los vicios del offline. Y podría seguir enumerando, pero lo haré en próximos capítulos.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *